Prendas de protección solar

Cuando mencionamos el factor de protección ultravioleta (UPF) de los tejidos, nos referimos al nivel de protección ante la radiación ultravioleta (UV) causante de quemaduras que proporciona el tejido.

El valor del UPF describe el nivel de protección que proporciona la tela en comparación con ninguna protección. Por tanto, si se describe que un tejido ofrece un UPF40, significa que por cada 40 unidades de radiación UV que recibe dicho tejido, solo una lo atravesará. En otras palabras, los tejidos con UPF40 han sido comprobados para garantizar que bloquean el 97,5 % de la radiación UV que reciben.

Este UPF se mide utilizando una fuente de luz artificial. A continuación se aplica un algoritmo que convierte estos resultados para medir de forma realista la "capacidad para proteger ante las quemaduras" del tejido en las longitudes de onda pertinentes (290-400 nm).

Este es el estándar general ASTM para las prendas y bañadores de protección solar. Describe el valor de UPF y explica su nivel de protección correspondiente.

Clasificación UPF

Categoría de protección

Cantidad de radiación UV bloqueada

UPF <24

Buena

>93 %

UPF 25–39

Muy buena

>96 %

UPF >40

Excelente

>97,5 %

En Haglöfs consideramos que solo las prendas confeccionadas con tejidos con UPF40 o mayor ofrecen una protección suficiente ante el sol. La clasificación UPF que otorgamos a nuestras prendas es orientativa, y (en los casos pertinentes) etiquetamos las prendas correspondientemente.

Dicha clasificación siempre se atribuye suponiendo que el tejido tiene un tono entre medio y claro y que está seco y relajado. Si el tejido de la prenda que elige el cliente tiene un tono más oscuro, el UPF podría ser similar o incluso mayor.

La clasificación UPF se determina para tejidos que aún no se han utilizado para confeccionar una prenda. Mientras se confecciona una prenda, se puede coser el material, estirarse o alterarse de alguna otra forma que altere el UPF de la pieza terminada. El UPF también se ve reducido:

  • en los puntos en los que el material entra en contacto con la piel del usuario,
  • en las costuras,
  • si el tejido se humedece,
  • si el tejido se estira,
  • con el tiempo, debido a los efectos del uso y el desgaste normales.

Los productos de Haglöfs no están pensados para utilizarse con fines médicos. No asumimos ninguna responsabilidad legal si estas directrices resultan ser incorrectas en alguno de sus aspectos.